viernes, 1 de noviembre de 2019

El ocaso de una hoja




El ocaso de una hoja:

Todo nace, todo muere
Fuiste joven y arrogante
Peciolo largo, erecto
Y haz desafiante
Radiante de color
De venas transparente
Mirada siempre inquieta
Buscando al sol naciente
Sinuosa y coqueta
Con suave brisa
Mecías silueta
Todo nace, todo muere
Tu haz y envés 
Así lo dicen
Cuan guerrero te resistes
Mires donde mires 
Norte, sur, este u oeste
¡¡Qué más da!!
Si escrito está
El retorno a tu origen


                                                                                                                    Juan Tarrero Sarabia

2 comentarios:

  1. Muy cierto. Destino nuestro Naturaleza sabia. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rosa María, todos hemos de terminar igual.
      Un abrazo

      Eliminar