miércoles, 19 de febrero de 2020

Con amor a mi viejo limonero

Amigo limonero, cuando compré está finca, tu, ya estabas aquí, te cuidé y me obsequiaste con tu buena fruta. Han sido muchos años inseparables y de buena armonía, pero por desgracia todo va llegando a su fin. 
Das cobijo, a cuantos amigos vienen a bañarse al estanque y después pasan por tus ramas para acicalarse. Espero, tengas fe, fortaleza y aguante. Por lo que a mí respecta, seguiré cuidándote hasta el último día y haré lo posible e imposible para que no perezcas. 
A mi querido viejo limonero quiero dedicar estas letras aunque él, se merece mucho más.   

Verdecillo y Curruca capirotada en limonero.
Por un año más
Con tronco agrietado
Y corteza cuarteada de vejez
 ¡Viejo limonero!
Quieres vestir de azahar
Y de tu aroma inundar
El viejo lugar
Por un año más
 En prueba de amistad
Buena fruta quieres dar
Amigos no te han de faltar
Y de tu percha gozar
Por un año más
Verdecillos, currucas, mirlos...
Y cuantos otros amigos y extraños
De toilette haces después del baño
Acicalan plumas
A tu cobijo y resguardo
Por un año más
Quieres vestir galas de azahar
No seré yo el que te quiera talar
Vivo o seco 
Ese lugar...
Seguirá siendo tu hogar.