Poema (La vida sin principios).

Cuando las personas se rigen por su honor, por los valores fundamentales de la vida y el don de la palabra, el INDIGNO, nada puede rebatir y trata por todos los medios de evitar (la palabra). 

Hoy, os quiero hablar del don de la palabra, esa que tantas veces hemos querido tener, apreciar, e incluso envidiar a aquellos que la poseen. Aun poseyendo ese don maravilloso de retórica, nadie la puede esgrimir, si en esa conversación, trata por todos los medios de mentir. Las mentiras solo tienen un camino, la falacia, la desfachatez y la vileza del que trata de convertir en reales. La palabra es el don que, entre otras cosas, todo ciudadano tiene en mayor o menor medida para posicionarse, defenderse y debatir ante cualquier sospecha de una mala e indigna actuación. Pero ciertas personas, ante su cobardía, falta de ética y moral, no quieren ni tan siquiera llegar a debatir, porque saben de antemano que nada pueden hacer. Es más, en su intento de huida hacia adelante, rompen con su pasado si hace falta, como si se  pudiera hacer borrón y cuenta nueva, mostrando una aptitud mísera y arrogante que, más pronto que tarde, hará mella en su vida. En el fondo, llegan a pensar que el tiempo todo lo borra y que, algún día, quede en el olvido, pero ese día, nunca llegará, porque jamás existirá. 
El don de la palabra es tan bello que; incluso tienen el don en algunos casos hasta de curar, y no es el caso de curar sentimientos que también lo pueden, sino que estoy hablando de enfermedades, hasta ese punto, las palabras puede llegar a ser mágicas por esas personas dotadas de ello. ¿No es maravilloso, para aquellos que las puedan ejercitar amigos? 





 

Por dineros deseados
hay de aquellos que 
reniegan su pasado
disfrazando el presente
con atuendos y bordados.
Del baúl de los recuerdos 
nada quieren;
de los nudos y ataduras
nada sienten,
sobre añoranzas 
de un pasado escupen,
amputando miembros 
de un presente.
Que nadie se llame a engaños, 
cuando ciertos hechos sucedan
ni se esperan, ni se les desea.  
Su presencia
será vetada. 

Juan Tarrero Sarabia
(C.B.G.)

Comentarios

  1. Toda esta entrada tuya la copio y pego para mi querido y avergonzado país, un abrazo Juan!

    ResponderEliminar
  2. Que triste es la vida sin principios ni valores sin estos no hay buenos sentimientos ni unidad entre las personas, la vida puede llegar a ser un caos total si no volvemos a valorar la importancia de tener principios.Una entrada que da para reflexionar mucho, incluído el poema.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que nos dejas , es cierto que la palabra es milagrosa y es capaz de obrar en las personas grandes hazañas , pero siempre que sean de verdad y no por la vil mentira.
    Y estoy de acuerdo que el pasado por mucho que se quiera borrar él esta siempre ahí al acecho , el tiempo no lo borra solo lo deja dormido. Un besote grande y gracias por compartir . Feliz martes.

    ResponderEliminar
  4. Sem dúvida que o dom da palavra não é para todos, mas sim, para muito poucos.
    .
    Saudações cordiais
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
  5. Juan en el texto reflexivo das una ejemplificante lección del uso de la palabra, para el lado de la bondad y la moral. Cierto. La palabra sana. Respecto de la sentencia de Wilde, no hay duda. La conciencia es nuestra firma. Dice de lo que somos, y con Gandhi el amor es uno de los mayores valores humanos. Y el poema, el acto humano de vivir con la verdad. Un abrazo desde este aprecio colombiano. Carlos

    ResponderEliminar
  6. Nos dejas una maravillosa reflexión para tener siempre muy presente.
    Estupendas , hermosas y certeras letras.
    Un fuerte abrazo, Juan.

    ResponderEliminar
  7. Una reflexión que es una enseñanza, pobre de nosotros si caemos en manos de personas así, sin moral ni principios. Muy bueno tu escrito, felicitaciones Juan.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. En la palabra va el alma, por eso debemos venerarla cuando la usamos, Juan...La palabra es pura energía, cura, serena, estimula, impulsa y también puede hacer mucho daño...Lo principal es tener buenos sentimientos y valores para ofrecerlos a través de la palabra y las obras...Los políticos debieran tener mucho cuidado y no engañar al pueblo con sus palabras...Todo lo que damos vuelve, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo entrañable admirado y agradecido, Juan.

    ResponderEliminar
  9. El poema es un lujo pero la reflexión es una enseñanza, cuanta pena que se use la palabra para herir, mentir y difamar, la palabra la puede usar cualquiera ese es el privilegio pero no todos deberian tener ese derecho. Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Olá, amigo Juan, uma excelente postagem, sobre a importância da palavra, palavra
    que é tão cara para todos os escritores, oradores, declamadores etc.
    Dois nomes importantes estão no post: Oscar Wilde que segundo os críticos literários
    era um grande romancista e também um gênio no uso da palavra.
    O outro, Gandhi, um pacifista que deixou um exemplo imorredouro.
    Parabéns pelo seu texto e em especial pelo seu belo poema.
    Uma ótima semana, amigo Juan.
    Grande abraço

    ResponderEliminar
  11. Es una reflexión profunda y acertada. Por la palabra. Y por los silencios.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  12. Muy filosófico Juan.
    Es una maravilla quien tiene don de palabra si la usa para enseñar, para curar como tu bien dices, y no la llena de mentiras para convencer que es lo que pasa con los políticos de cualquier país que sea.
    No estoy de acuerdo en esa frase primera de Oscar Wilder. La conciencia y la cobardía yo las siento totalmente diferentes...
    Tu poema es estupendo, con un tema muy bien poetizado según mi modesta opinión.
    Un abrazo Juan, y felicitaciones por esta entrada tan completa.

    ResponderEliminar
  13. Amigo, Juan, como siempre, una preciosa entrada esta que le dedicas al don de palabra, y que hilvanas perfectamente tu introducción, con tan lindo y acertado poema.
    Un placer leerte.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sin lugar a dudas amigo Juan, el don de la palabra ha de ser siempre edificante y por tanto paliar cualquier mal trago, pero nunca usar para mentir, vejar o torturar…aunque en este valle de lágrimas la desdicha nos presentará a más de un indeseable…! Cuidémonos de todos ellos ¡…La entrada que nos legas es muy clara (Oscar W. / Mahatma G.) y le completas con este poema que deja entre sus metáforas reflexiones coherentes y adecuadas. Gracias por todo ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. La palabra tiene poder, pero depende por quien y cómo sea utiizada...
    Tu poema contiene hallazgos, "disfrazando el presente con atuendos y bordados", por ejemplo, hallazgos con el poder de inspirarmos...

    Abrazo admirado.

    ResponderEliminar
  16. Hola Juan realmente un bello y ejemplificador poema con un texto que lo precede implecable, así como tambien las citas que has elegido. Creo absolutamente en el poder de las palabras tanto para destruir como para dar vida, esperanza, ilusion, amor, confianza.. cuantas veces estamos la espera de una palabra que puede cambiar nuestro destino. Que importante tambien tener en cuanta el valor de la educacion en la formacion de los niños y jóvenes en relacion a este tema.. El valor de la palabra dada.. Ufff que distinta seria la vida si realmente todas las personas del mundo tuviesen en cuenta esto. Me ha encantado!Te dejo un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  17. Profunda reflexión para analizarla también muy a fondo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Boa tarde. Desejo um ótimo sábado com muita paz e saúde para você e sua família. Obrigado pelo texto e reflexão.

    ResponderEliminar
  19. Mira, que el don de la palabra es solo de aquellos valientes que la saben usar como corresponde, personas que crecieron con el, personas especiales que debemos valorar, en mi patria , esta de moda no tener ese don, solo hay que escuchar todo lo que dicen y desdicen los políticos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. Juan, aprecio tu excelente texto, convocando valores que siempre defiendo.
    El poema es precioso y el post es brillante.

    Estoy triste: Ucrania está perdiendo la guerra y el lado sin principios la está ganando.
    Abrazos
    ~~~

    ResponderEliminar
  21. Preciosas estas letras que nos escribes. Besos.

    ResponderEliminar
  22. El corazón y los buenos sentimientos deberían ir hermanados con la palabra.
    ¡Lástima que muchas de ellas vayan vacías de amor y solo encaminadas a manipular por pura ambición!
    Tu post invita a la reflexión y tu poema indica experiencia y buen corazón.
    Te dejo cariños y mis deseos para que tengas una buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  23. Tu post, es para pensar y reflexionar si realmente fuésemos consciente del poder que ejerce nuestras palabras, intentaríamos ser más prudente en nuestro hablar y comunicar, las palabras nos ayuda, nos acerca, nos une, según sea nuestra intención, con ella podemos expresar todos nuestros sentimientos, sabiendo el poder que ejerce sobre la persona que nos escucha. Por todo ello me quedo con tus palabras: "Incluso tienen el don en algunos casos hasta de curar" Magnifica reflexión.
    Un gran abrazo , buen día

    ResponderEliminar
  24. Linda sua postagem, amigo Juan, desde sempre sou fã de Gandhi.
    Sua postagem está um show, parabéns pelo belo poema!
    Uma ótima semana, muita saúde e paz, meu amigo.
    Grandeabraço!

    ResponderEliminar
  25. Estimado Juan
    Por más que lo haya dicho Óscar Wilde, para mí no son lo mismo la consciencia y la cobardía. Actuar con consciencia es lo adecuado, propio de gente con valores.
    Las mentiras nos hacen daño a todos y existen por ahí en la red, personas dedicadas a copiar lo que expresemos, tomarlo como suyo y difamar y calumniar sin un mínimo de consciencia. Esa actitud es de cobardes, por decirlo suave. Gente sin principios éticos.
    Estoy de acuerdo con Mahatma Gandhi, los cobardes son incapaces de demostrar amor. Excelente el poema con el cual has rematado tu entrada. Algo para reflexionar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Precioso poema y magnífica y sabia reflexión. Tu tiene el don de transmitir con tus escritos y seguro que también en las conversaciones cercanas
    Un abrazo Juan, que descanses y disfrutes.

    ResponderEliminar
  27. Después de un pequeño parón vacacional, de nuevo por estos lares.
    Muchas gracias a todos por vuestros emotivos comentarios amigos. Siempre un placer leeros con suma atención.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Boa tarde meu querido amigo. Obrigado pela excelente e reflexiva matéria. Bom sábado com muita paz e saúde.

    ResponderEliminar
  29. Concordo, a palavra é uma grande responsabilidade e um dom a ser cultivado para que sempre seja usada de forma correta e que ajude os outros e não para ferir. Ótimo post, beijos ;) https://costuraerasga.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  30. Pienso que, cuando se tienen buenos sentimientos, las palabras tienen magia y surgen espontáneas del corazón, también tienen el don milagroso de apaciguar y dar amor.
    La mentira siempre ha tenido las patas demasiado cortas.
    Alguna vez he oído algo así: Prefiero una bofetada con la verdad que un beso o una caricia con la mentira.
    ¡Bienvenido de nuevo con todos nosotros!
    Deseo que hayáis tenido mejor tiempo que yo en Nerja.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Una noche de playa.